pendientes

Los pendientes son uno de los complementos que más nos favorecen y aportan ese toque detallista y de elegancia a nuestro look.



Su elección dependerá de las prendas y el peinado que llevemos, pero también es necesario tener en cuenta la forma de tu rostro a la hora de escoger el estilo, ya se trate de joyas o de bisutería.

Mírate frente al espejo y observa detenidamente tus facciones. Acertarás en el modelo si tienes presente los siguientes consejos.

Rostros ovalados

La armonía de sus propociones, les permite lucir cualquier tipo de abalorio. Te sentarán genial todo tipo de pendientes: largos, cortos, discretos o extravagantes.

Rostros redondeados

Evita las formas circulares y opta mejor por pendientes alargados o de forma triangular que estilizarán más tus facciones. Un corte de pelo desfilado y a distintas alturas y un maquillaje favorecedor, harán el resto.

Rostros rectangulares

Al contrario del caso anterior, te conviene llevar formas esféricas, aretes y bolas para suavizar la forma angulosa de tu cara.

Rostros cuadrados

Te sientan bien los pendientes colgantes y alargados pero de tamaño más bien pequeño.

Rostros triangulares

Elige diseños voluminosos que compensen la forma estrecha y en punta de tu barbilla. Huye en cambio de los modelos en triangulares ya que acentúan aun más lo angosto de tu mandíbula.

Rostros en forma de diamante

Si tu cara es alargada y con las mejillas prominentes, usa aros grandes y pendientes voluminosos. De este modo, conseguirás ópticamente unas proporciones más armónicas.