Las verrugas o papilomas plantares son un tipo de infección en la piel causada por el virus del papiloma humano (VPH). Suelen aparecer en la región metatarsofalángica y los talones ya que son las partes del pie que soportan más presión. Esta misma presión hace que la verruga crezca hacia dentro formando una cavidad cubierta por una cavidad de piel endurecida, por lo que es normal confundirla con un callo.


Los papilomas plantares son lesiones benignas y a menudo desaparecen por sí solas sin tratamiento, pero es aconsejable tratarlas ya que son contagiosas y pueden causar molestia al caminar.

Síntomas del papiloma plantar

Una vez que se produce el contagio pasarán de 1-6 meses hasta que aparezca la verruga. Las podremos distinguir por las siguientes señales:

  • Aparición de pequeños bultos rugosos en la planta del pie, generalmente en la base de lo dedos, en el talón o en la región metatarsiana.
  • Puntos negros visibles en el interior de la verruga. En realidad se trata de pequeños vasos sanguíneos coagulados.
  • Piel dura y engrosada alrededor de la zona donde la verruga ha crecido.
  • Dolor y sensibilidad al caminar.
  • Los papilomas plantares se diferencian de los callos porque si se presiona la verruga hacia dentro, sentimos dolor.

Fases del papiloma plantar

  • Fase inicial o de contagio: el virus se introduce a través de grietas o pequeños cortes situados en la parte inferior del pie. En esta etapa todavía la verruga no se nota. Cuando empezamos a sentir molestias es porque ya ha empezado a crear raíz.
  • Fase de desarrollo: la verruga se hace visible y continúa profundizando en la piel. Debemos tratarla en este momento para evitar el contagio y el auto-contagio.
  • Fase avanzada: los papilomas se extienden o se multiplican, se vuelven más dolorosos y es importante acudir al podólogo para retirarlos.

¿Están relacionados los papilomas plantares con el virus del papiloma genital humano?

No, no tienen absolutamente nada que ver. El virus que provoca el papiloma plantar es una cepa diferente del VPH de la que provoca el papiloma genital. No guardan relación.

¿Cuáles son sus causas?

Las verrugas plantares se producen por contagio directo cuando el virus se introduce en la piel a través de pequeños cortes o grietas en la planta del pie. La verruga tardará en aparecer de uno a seis meses, pero si no se tratan pueden permanecer durante años en los pies.

El sistema inmunitario de cada individuo responde de manera diferente al VPH. No todos lo que entran en contacto con el virus desarrollarán verrugas, pero existen grupos de riesgo o personas especialmente vulnerables a la infección, sobre todo los niños, los adultos con un sistema inmunitario comprometido y personas que han sufrido papilomas plantares en el pasado.

¿Cuándo acudir al médico?

  • Cuando se producen complicaciones, si la verruga sangra o hay demasiado dolor al caminar.
  • Si cambia de color o aspecto.
  • Si has intentado tratarla con productos de la farmacia, pero persiste o vuelve a aparecer.
  • Si tienes diabetes, VIH o enfermedades que debilitan el sistema inmunitario.
  • Si no estás segura de que sea una verruga.

¿Qué tratamientos médicos sirven para curar los papilomas plantares?

Existen varios tratamientos podológicos para eliminar las verrugas plantares. Te los resumimos a continuación:

Crioterapia y láser

Son los métodos más agresivos ya que queman toda la zona a tratar, tanto la verruga como el tejido sano circundante.

Con la crioterapia se aplica frío intenso para destruir las células cutáneas infectadas y eliminar el virus.

En los tratamientos láser se utilizan diferentes longitudes de onda para eliminar los pequeños vasos sanguíneos que rodean a la verruga. Con el tiempo el tejido muere y esta se cae. Es una técnica que puede dejar cicatrices.

Quemaduras químicas

Este método consiste en aplicar ácidos (nitrítico, salicílico, láctico) en diferentes concentraciones para eliminar la verruga. Estos ácidos provocan una exfoliación gradual de la superficie de la piel. Se administran en varias fases hasta la desaparición total del papiloma.

Otras sustancias

En ciertos casos se utilizan sustancias vesicantes como la cantaridina o citostáticos como la bleomicina. Se aplican con una jeringa especial llamada «dermajet» y la verruga se desprende a los pocos días. Deben ser administradas por un podólogo con sumo cuidado, pues pueden provocar la ulceración de la piel.

Técnicas quirúrgicas

Son las más efectivas, pero se suelen utilizar cuando los otros métodos fracasan ya que es necesario anestesiar la zona y hacer curas los días posteriores a la intervención.

Las extracciones se practican sobre todo en aquellos casos donde la verruga es muy grande y quemarla con ácidos no será suficiente.

¿Se pueden curar con remedios caseros los papilomas plantares?

No es posible tratar con remedios caseros los papilomas plantares ya que estos crecen al interior de la piel; la parte que apreciamos externamente en la superficie es en realidad muy pequeña. Además, manipular la verruga con las manos puede favorecer el autocontagio o hacer que otros también se contagien.

¿Se pueden prevenir los papilomas plantares?

Contagiarse con el VPH e muy fácil, sobre todo en verano. Sigue estos consejos para reducir al máximo las posibilidades de contagio:

  • Evita caminar descalza por lugares públicos, en especial sitios cálidos donde hay humedad (piscinas, vestuarios, duchas del gimnasio).
  • Mantén los pies limpios y secos. Revisa también los recovecos que se forman entre los dedos.
  • Evita compartir calzado y toalla.
  • Utiliza chanclas o calzado especial para el agua si vas a caminar por lugares húmedos y transitados.
  • Cuida las heridas de los pies como los pequeños cortes o las grietas que aparecen en los talones secos y deshidratados. Son una vía de entrada del virus en el cuerpo.
  • No te toques las verrugas. Si lo haces podrías extender el virus a otras área del pie o al otro pie.