En diciembre todas nos pasamos un poco con las comidas copiosas, las bebidas y los dulces. No es extraño que en enero la báscula nos devuelva a la cruda realidad: hemos subido unos kilos de más.


De nada sirve agobiarse porque lo hecho, hecho está. Ahora toda cuidarnos siguiendo un plan de adelgazamiento para recuperar nuestro peso ideal y cuidar la salud. No te hablaré de dietas post-navideñas, pero sí te daré una serie de consejos para lograr tu objetivo a corto/ medio plazo.

Volver al gimnasio

Sin duda es el consejo más útil que podemos darte para adelgazar después de Navidad. Sin embargo los gimnasios en enero suelen estar repletos y a mucha gente no le gusta entrenar en este ambiente. Si es tu caso, te recomendamos que al menos hagas ejercicio en casa o practiques algún deporte al aire libre dos o tres veces por semana.

Evita los excesos calóricos

Reduce el consumo de dulces, frituras, salsas o aderezos cremosos. Son comidas llenas de grasas saturadas y pobres en nutrientes que no le hacen ningún favor ni a nuestra figura ni a nuestra salud.

Mantén el metabolismo activo

Lo conseguirás haciendo al menos cinco comidas al día. Intenta hacer comidas sanas y ligeras como carnes magras a la plancha, pescado al vapor, ensaladas y guisos. Evita los carbohidratos por la noche especialmente el pan y la pasta.

Poco a poco

Las dietas milagro no existen y bajar de peso de forma acelerada no es nada recomendable para el organismo. Una buena dieta no te hará bajar de peso de la noche a la mañana y si lo consigue, es muy probable que luego produzca un efecto rebote.

Toma mucha agua

Te ayurá a eliminar toxinas del cuerpo y mantener una sensación de saciedad. Además el consumo de agua es vital para mantener una piel sana y bonita.

No te peses a diario

Es un error subirse a la báscula todos los días. El peso puede variar por muchas razones: retención de líquidos, cambios hormonales o incluso dormir mal. Una vez a la semana es más que suficiente.

Está demostrado que se ganan unos dos kilos de media cada Navidad, pero si tienes fuerza de voluntad puedes recuperar tu figura de los excesos de estas fiestas y volver a tu peso de siempre.