A menudo las manos evidencian la edad real de una persona. No es de extrañar que la piel de esta zona del cuerpo sea especialmente propensa al envejecimiento. Las manos suelen estar más expuestas al sol y a otros factores ambientales dañinos. Por ejemplo, la luz ultravioleta es la causa principal de la aparición de manchas y arrugas ya que contribuye a la degradación del colágeno haciendo que la piel quede desprotegida. Por esta razón es imprescindible usar una crema con filtro solar durante todo el año y evitar el contacto continuado con el agua caliente y sustancias químicas como los detergentes.


Si aún así notas tus manos muy envejecidas y deterioradas puedes recurrir a alguno de los tratamientos estéticos que te recomendaremos a continuación.

Bioestimulación

Consiste en administrar plasma rico en plaquetas obtenido del propio paciente y que se mezcla con otras sustancias como vitaminas y ácido hialurónico para potenciar sus efectos.

Los resultados se observan aproximadamente una semana después del tratamiento, aunque se recomienda repetirlo cada cierto tiempo para prolongar su duración en el tiempo.

Peeling químico

Se utiliza para mejorar la textura de la piel y reducir la presencia de manchas. Esta técnica da muy buenos resultados en el rostro y en las manos es igualmente efectiva.

Radisse

La hidroxiapatita de calcio (CaHA) restaura las zonas deprimidas y con falta de volumen. Es un relleno reabsorbible y biocompatible que no provoca alergias. También es eficaz para eliminar arrugas profundas.

Microdermoabrasión

Se realiza una exfoliación profunda con un dispositivo con punta de diamante. Es el tratamiento ideal para revertir los efectos del fotoenvejecimiento.

Mesoterapia

Se infiltran sustancias revitalizantes como vitaminas, minerales y ácido hialurónico para mejorar el espesor del tejido subdérmico.

El resultado son unas manos más suaves, luminosas y de apariencia más joven. Lo ideal es repetir el tratamiento cada tres meses.

Lipofilling

Consiste en utilizar injertos de grasa autóloga del propio paciente para recuperar el volumen de las zonas hundidas. El material adiposo es centrifugado e inyectado debajo de la piel del dorso. Para mejores resultados se necesitan un par de sesiones.

Tratamientos con láser y luz pulsada

Se utilizan sobre todo para eliminar arrugas y manchas provocadas por la edad. Son tratamientos indoloros y, aunque sean bastante más costosos que las cremas, ofrecen resultados en pocas sesiones logrando rejuvenecer de forma eficaz las manos envejecidas.

¿Conocías ya estos tratamientos estéticos?