Es muy habitual que a veces se nos irriten los ojos y sintamos sensación de escozor.


Posibles causas de la irritación ocular

Los ojos pueden ponerse rojos por muchos motivos, por ejemplo:

  • Falta de sueño: suele causar el enrojecimiento de los ojos, además de bolsas y ojeras.
  • Infecciones oculares: en este caso debemos acudir a la consulta de un oftanmólogo pues podría tratarse de una conjuntivitis.
  • Uso excesivo del computador: demasiadas horas frente al monitor pueden causar cansancio ocular. Se recomienda no pasar más de media hora frente a la pantalla y hacer pequeños descansos de 5 minutos para relajar la vista.
  • Alergias: al polen, a los ácaros, al pelo de las mascotas… En estos casos suele presentarse picazón en los ojos, párpados hinchados y lagrimeo.
  • Lentes de contacto: no deben usarse demasiadas horas pues podrían irritar los ojos.
  • Ojos secos: lo recomendable es consultar a un oftanmólogo. Para aliviar las molestuas causadas por la sequedad puedes usar un colirio con lágrimas artificiales y colocar un humidificador si el problema es la falta de humedad ambiental.

Algunos remedios caseros

Lo más importante es identificar la causa de la irritación ocular ya que si se trata de infecciones o de un cuerpo extraño en el ojo, debes acudir cuanto antes a la consulta de un oftanmólogo. Los remedios caseros son útiles para aliviar el picor y la inflamación se deben a una alergia o a la falta de sueño.

En estos casos, lo más efectivo es preparar un poco de té, dejarlo enfriar y colocar después las bolsitas sobre el área ocular dejando que actúe entre 10-15 minutos.

La zanahoria también puede desinflamar y aliviar las molestias de los ojos muy rápido. Todo lo que tienes que hacer es hervir las zanahorias y utilizar esta infusión bien fría sobre los párpados hinchados.

Recuerda que nunca debes frotarte los ojos con los dedos, por muy fuerte que sea el picor.