Hace ahora algunos meses, os hablamos en el blog de las propiedades diuréticas y desintoxicantes de algunas frutas como la piña, el pomelo o la sandía que las convierten en el complemento ideal de cualquier dieta de adelgazamiento.




La sandía sobre todo, además de ser deliciosa, es la fruta con mayor contenido en agua (hasta un 92% de su peso). Este hecho la convierte en un alimento de alto poder diurético y muy útil para combatir la retención de líquidos. Si quieres aprovecharte de todos sus beneficios en una refrescante bebida rebosante de vitaminas, hoy te enseñaremos a preparar un Smoothie de sandía.

Necesitas:

  • 3 tajadas de sandía
  • Hielo picado
  • Una cucharada de zumo de limón

Preparación:

Trocea la pulpa de la sandía y bátela con el hielo picado y el zumo de limón hasta obtener un preparado de textura homogénea. Sírvelo bien frío.

Puedes tomar este Smoothie de sandía a cualquier hora del día. Verás que tu piel y tu cabello también lo agradecen, pues su elevado aporte en vitamina C, agrega a sus propiedades diuréticas, las virtudes de un antioxidante natural.