¿Notas que se te escapan pequeñas gotitas de pis al estornudar, al reirte a carcajadas o al realizar esfuerzos físicos? La incontinencia urinaria es un tema todavía tabú entre nosotras, pues erróneamente se piensa que afecta sólo a mujeres de la tercera edad. Posiblemente, si comentaras tu problema con amigas o compañeras de trabajo te dirían que a ellas «también les pasa». ¡Es una situación más común de lo que pensamos!

Aunque las causas de la incontinencia son muchas veces tratables y reversibles, no se abordan como un verdadero problema de salud que afecta a nuestra autoestima o a la vida sexual. Es posible que el médico te recomiende el uso de compresas para pérdidas de orina, que si bien evitan que se manche la ropa, no son una «solución real» y a la larga pueden ocasionar otro tipo de molestias (picores, dermatitis, etc.).

Cuando la incontinencia urinaria aparece debemos preguntarnos ¿qué la provoca? Lo más habitual es que se deba a una debilidad de la musculatura del suelo pélvico. Hoy os hablaremos de las sondas vaginales de En Suelo Firme. Estos pequeños dispositivos que utilizan cada día más mujeres, se basan en la tecnología de la electroestimulación (ampliamente conocida en fisioterapia) para trabajar de forma pasiva los músculos del suelo pélvico responsables de crear la tensión necesaria para evitar que se nos escape la orina.

¿Por qué es tan importante fortalecer el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que recubren la parte interior de la pelvis y sirven de sostén a los órganos internos como el útero, la vagina, la vejiga, el esfínter anal y el recto.

Algunas circunstancias como el envejecimiento, los partos complicados o situaciones que provocan una gran presión intra-abdominal (obesidad o ejercicios con cargas muy pesadas) e incluso el estreñimiento crónico, pueden hacer que estas estructuras se debiliten dando lugar a problemas como la incontinencia urinaria, dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales) o prolapsos.

Como cualquier otro músculo del cuerpo, la musculatura pélvica también se puede trabajar y recuperar la firmeza perdida. Al hacerlo, en muchos casos, la incontinencia desaparece y en otros, podremos notar una mejoría importante. El problema es que no siempre logramos ejercitar de forma correcta estos músculos porque no tenemos una buena propiocepción de los mismos (no somos capaces de localizarlos y por lo tanto no podemos crear un estímulo sobre ellos de forma consciente). Aquí es donde entran en juego las sondas vaginales. Te contaremos cómo funcionan y en qué casos están recomendadas.

¿Cómo funcionan las sondas vaginales?

Las sondas vaginales son pequeños dispositivos del tamaño de un tampón, capaces de fortalecer la musculatura del suelo pélvico mediante impulsos eléctricos de baja frecuencia (electroestimulación).

Al introducir la sonda en el interior de la vagina y activar el dispositivo, se produce la contracción refleja de los músculos del suelo pélvico, ejercitándolos de forma pasiva (a diferencia de los ejercicios de Kegel donde tenemos que trabajar nosotras mismas la musculatura de la zona).

Con sólo dos o tres sesiones semanales, podremos corregir la pérdida de tono en el conducto vaginal que puede presentarse tras el parto o la llegada de la menopausia por la caída de estrógenos.

¿En qué casos están recomendadas las sondas vaginales?

  • En casos de incontinencia urinaria tras el parto: después del parto, nuestro cuerpo pasa por un período de recuperación en el que la musculatura distendida debe recuperar poco a poco el tono. Esto puede alargarse 2-3 meses en los que es normal tener pérdidas de orina; sin embargo en un 5% de los casos (sobre todo en partos complicados) la incontinencia puede volverse severa y ser necesaria una rutina de rehabilitación de la musculatura pélvica.
  • En casos de incontinencia urinaria asociada a otras causas como la edad, traumatismos, obesidad, etc.
  • Como tratamiento preventivo: muchas veces no tenemos ningún tipo de problema pero queremos trabajar la musculatura pélvica para evitar la pérdida de tono del conducto vaginal. Una buena forma de conseguirlo es comenzar a entrenar con estos dispositivos.

Un equipo de mujeres que te entiende.

Si sufres incontinencia urinaria o dolor durante las relaciones sexuales ¡no estás sola! Muchas mujeres han pasado por experiencias parecidas y están ahí para ayudarte.

En Suelo Firme es un equipo de mujeres emprendedoras y luchadoras que saben lo que es superar una incontinencia o una diástasis. Tras sufrir en su momento la desinformación y la falta de respuestas en la consulta del ginecólogo, decidieron informarse sobre los tratamientos de fisioterapia y rehabilitación del suelo pélvico incluidos en los sistemas sanitarios de los países más avanzados de Europa. Así crearon un equipo de trabajo formado por las mejores expertas en fisioterapia y comunicación con el objetivo de romper tabús y hacer que te sientas acompañada e informada en todo momento.

En su web no sólo encontrarás todos los productos necesarios para el entrenamiento del suelo pélvico o para mejorar tus relaciones sexuales (biofeedbacks, aparatos de electroestimulación, ejercitadores Kegel, lubricantes, etc.), también tienes a tu disposición mucha información de utilidad sobre estos temas que nos preocupan a todas. Tanto en el blog, como en el canal de Youtube de En Suelo Firme o de forma más personalizada, a través de las consultas online dirigidas por Laura Rojas (fisoterapeuta obstétrica y uroginecológica), podrás aprender cada día un poco más sobre tu cuerpo y salud íntima.

Las sondas vaginales de En Suelo Firme

No hace falta recalcar lo importante que es adquirir aparatos de electroestimulación que estén homologados y que sean seguros (sobre todo si vamos a introducirlos en la vagina que es una zona extremadamente sensible). Las sondas vaginales de En Suelo Firme están diseñadas para un uso doméstico con total seguridad y pueden acoplarse a un aparato de electroestimulación o biodeedback. Son muy útiles para tratar disfunciones derivadas de la debilidad de la musculatura pelviperineal como la incontinencia urinaria.

Modelos disponibles

  • INTERLAX PLUS sonda vaginal: se adapta a todos los electroestimuladores y biofeedback que posean una conexión de 2mm. Está diseñada de una sola pieza con estructura hueca y redondeada que facilita su colocación incluso en casos de prolapso. Incluye una varilla indicadora en forma de antena que permite utilizarla como biofeedback para garantizar la correcta ejecución de los ejercicios. Medidas: 20.3 mm. x 94 mm.
  • PERIFORM PLUS sonda vaginal: válida para todos los electroestimuladores y biofeedback que posean una conexión de 2mm. Su forma redondeada facilita la inserción en la vagina y los electrodos contorneados hacen que el estímulo sea cómodo y eficiente. La varilla es larga, lo que amplifica el movimiento del suelo pélvico durante la contracción. Medidas: 34,7 mm. x 94 mm.
  • SAINT CLOUD + sonda vaginal: puede acoplarse a todos los electroestimuladores y biofeedback que posean una conexión de 2mm. Está diseñada específicamente para evitar el riesgo de expulsión gracias a su collar de sujección que garantiza que la sonda permanezca en su sitio y a la profundidad óptima de penetración. La forma redondeada facilita su inserción en la vagina. Los cables se pueden desconectar para facilitar la limpieza del dispositivo. Medidas: 2,4 cm. x 12,8 cm.

Si quieres conocer otros gadgets y accesorios para el fortalecimiento del suelo pélvico, te recomendamos ver este vídeo de Laura Rojas para el canal de En Suelo Firme.

https://www.youtube.com/watch?v=ZVoyR74OPwg

Si te ha parecido útil el contenido de este artículo, no olvides compartirlo en tus redes sociales. La incontinencia urinaria debe dejar de ser un tema tabú entre nosotras, pues el desconocimiento en torno al tema hace que muchas veces no busquemos el tratamiento adecuado a un problema que podría tener solución.