La inspiración oriental conquista las pasarelas este año. Tanto en peinados, maquillajes y vestuario, sin lugar a dudas, es una de las tendencias que está pisando fuerte.


Los looks orientales son muy femeninos y destacan por su elegancia, exotismo y colorido. Pero hay que saber llevarlos con estilo para no caer en exageraciones y no ir demasiado recargada. ¡No trates de disfrazarte de una geisha! A pesar de tener sus toques de tradición, no deben resultar desactualizados ni extravagantes (a no ser que busques este efecto de impacto para una ocasión especial).

Los diseñadores de esta temporada apuestan por los cortes rectos, las telas nobles como la seda, el algodón o el raso, los bordados, los colores brillantes como el rojo, el amarillo, el verde y toda la gama de los naranjas.

También hay un gusto claro por los estampados con motivos típicamente orientales: el dragón, el tigre, el pez koi y muchos adornos florales (en especial la flor del cerezo, emblema de la vida de los samurais).

El cuello Mao, característico de la cultura china, se incorpora como cierre de blusas, vestidos y camisas.

Vuelven también las faldas atadas a la cadera, los pantalones chinos o capri (unos 10 cm. por encima de la altura del tobillo), los tradicionales kimonos y los sexys vestidos chinos confeccionados en satén.

Como complementos a tener en cuenta, regresan las clásicas sandalias de madera con hebilla alrededor del tobillo, los zapatos en telas brocadas y el obi (una especie de cinturón ancho estilo fajín).

La moda oriental suele ser bastante llamativa por su colorido y la pureza de sus cortes. Por lo tanto, para no caer en estridencias, te aconsejamos que la combines con joyas y accesorios discretos (pueden ser de tipo étnico pero no demasiado voluminosos) y con peinados sencillos, ya sea con el cabello suelto o con un elegante y relamido moño de bailarina. Si los estampados son vistosos, opta por un bolso o cartera en color nude y calzado a juego, pulsera y aretes anchos de madera y un maquillaje «piel de porcelana» delineando un poco tus cejas. ¡Te verás espectacular!

A continuación, haremos un repaso de algunas propuestas que hemos podido observar este año y que nos han llamado poderosamente la atención.

Este sensacional diseño de Armani Privé ha sido presentado en la Semana de la Alta Costura de París. Se trata de un conjunto de casaca y falda de raso hasta la rodilla con grandes estampados florales de inspiración oriental. Nos encanta por la elegancia y sofisticación que destila.

Ahora bien, si no puedes permitirte (como la mayoría) adquirir una prenda tan cara, en Zara también podrás encontrar ropa de estilo oriental como esta bonita casaca que puede lucir sensacional para un look más formal en combinación con unos bonitos pantalones chinos.

Chanel, Miu Miu, Ralph Lauren o Roberto Verino son otras de las firmas de renombre que se han dejado hechizar por la magia de Oriente.

De Ralph Lauren es, por cierto, esta blusa de encaje tan sexy con el clásico motivo del dragón en la parte de la espalda

También hemos caído rendidas ante este vestido de Louis Vuitton, realmente espectacular y confeccionado en satén con motivos florales:

Para las más jóvenes y a precios más económicos (entre 25 y 30 €) Stradivarius nos presenta su colección Pre-Fall donde encontraremos una amplia variedad de kimonos y blusones.



Las blusas estilo kimono son una buena opción para lucir en verano porque son más cortas que los kimonos clásicos y gracias a sus escotes en forma de V pronunciada, estilizan el cuello y hacen el pecho algo más proporcionado con respecto a la figura si es que tienes algún kilito de más que deseas disimular.

Topshop y Asos, nos proponen estos dos diseños a precios bastante adsequibles (57 € y 45 € respectivamente)

Otro diseño de Spanish Moss bastante más caro (228 $) pero que es una auténtica preciosidad

En definitiva, y aunque no se traten de prendas básicas de fondo de armario, tener algún atuendo o accesorio inspirado en China y Japón, se ha convertido en un auténtico must have esta temporada. No están en absoluto reñidos con un look formal de oficina, cena, cóctel u otra ocasión especial. Solamente debes saber combinarlos con estilo y elegir aquello que más te favorece: si eres bajita, no lleves kimonos largos y opta por las blusas cruzadas… si tienes el cuello demasiado corto, rechaza los cuellos estilo Mao y elige en su lugar escotes en V; o si tu problema son los kilos de más, prefiere los estampados de motivos pequeños.