tonico_menta

¿Notas tu cutis irritado o los poros de la cara visiblemente dilatados? En nuestro artículo de hoy te daremos un remedio 100% casero y natural: un refrescante tónico facial de menta.

Para prepararlo sólo necesitas hojas frescas de menta y una taza de agua.

Coloca las hojas de menta en un recipiente y vierte la taza de agua hirviendo a modo de infusión. Deja que repose unos diez minutos y cuélala a continuación. Debes esperar a que la tisana esté totalmente fría y luego guardarla unas horas en el refrigerador.

Aplícatela fría sobre rostro y cuello empapando unos algodones en este tónico de menta.

Esta solución es ideal para las pieles grasas ya que la menta tiene propiedades sebo-reguladoras.