guapa

¿Tu vida es un continuo ir y venir y apenas tienes tiempo de arreglarte? No renuncies a sentirte guapa y atractiva a todas horas. Con estos sencillos tips de maquillaje puedes conseguir un look fresco y natural en distintas ocasiones del día, sin que te lleve demasiado tiempo. Recuerda que la clave es siempre la naturalidad ya los cosméticos deben servir para resaltar tus encantos y no para enmascarar tu belleza original. Para ello debes seguir los siguientes consejos:


Aplica poca cantidad de producto

Para una imagen más fresca, te recomendamos no excederte con el maquillaje ya que ésto causa un efecto muy artificial y además impide a tu cutis oxigenarse correctamente.

Antiojeras, el producto estrella

Si hay un cosmético que no puede faltar en tu neceser es el antiojeras ya que si tienes bolsas en los ojos, cualquier otro detalle de tu maquillaje no hará más que resaltar este defecto. Asegúrate de elegir un tono similar al de tu piel y difumínalo muy bien para que no se note.

Por el día

Opta por un look lo más despejado posible.

Con el pelo recogido o semirecogido estarás mucho más cómoda.

Elige una base de maquillaje adecuada al color de tu piel y, teniendo en cuenta que en las clases o oficina por lo general tienen aire acondicionado o calor artificial, es mejor que optes por una base libre de aceites en su composición para evitar la aparición de antiestéticos brillos (leer nuestro artículo “Tips para un maquillaje sin brillos”).

A continuación, aplícate un poco de rubor en un tono claro (que puede ser en crema si tu piel no es muy grasa) y fúndelo bien con la base utilizando la yema de tus dedos.

Para tus ojos, aplica una sombra negra o grisácea al ras de tus pestañas y difumínala en movimientos circulares y ascendentes hasta cubrir todo el párpado móvil. Para una mirada más penetrante, coloca un poco de iluminador mate bajo el hueso de la ceja y un rímmel waterproof en tus pestañas.

En los labios, aplica un gloss con un poco de color y estarás estupenda.

Por la noche

Consigue una mirada más intensa delineando tus ojos con un lápiz negro.

Las sombras que apliques en los párpados deben estar en consonancia con tu vestuario.

Delinea tu boca con un perfilador similar al de tu barra de labios que deberá ser de textura cremosa. Por último, aplica un brillo metalizado en el centro del labio inferior para crear efecto de volumen.

Pequeños retoques

Es lógico que a medida que transcurren las horas tu maquillaje se vaya deteriorando. Para evitarlo procura llevar a mano siempre unos papelitos tissú para retirar los excesos de sudoración y evitar que el producto se corra.

Para recuperar el aspecto aterciopelado de tu cutis, no es necesario que vuelvas a aplicar más base sino que bastará con rociar un poco de agua sobre tu rostro con un vaporizador y reacomodar la base con una esponjita.

Si tu problema son las ojeras, puedes retocarlas con un polvo compacto.

Si quieres conocer otros sencillos trucos utilizados por los maquilladores para sacar el mejor partido a tus facciones, te recomendamos leer nuestro artículo “Las claves de un maquillaje perfecto”.