agua de Hamamelis

El Hamamelis se extrae de las hojas, las cortezas y raíces secas de la planta «Hamamelis Virginiana», un arbusto caducifolio originario de América del Norte y que crece de forma natural en bosques y riberas, desde Terranova en Canadá hasta Alabama y Texas en los Estados Unidos y alguna población reducida al este de México.

También se le conoce popularmente como «avellano de la bruja» ya que los pueblos nativos de la zona le atribuían un poder curativo, casi mágico.

Los usos del Hamamelis como medicina natural se extendieron pronto entre los colonos europeos. A medidados del siglo XIX Theron Tilden Pond comercializó un producto basado en el extracto de las hojas de esta planta como remedio milagroso para cicatrizar las heridas. Más adelante, este emprendedor sacaría toda una línea de cosméticos: polvos, pomadas, lociones de afeitado… basados en las propiedades fitoterapéuticas del Hamamelis y que tuvieron muy buena acogida en su época.

Actualmente, la industria farmacéutica sigue empleando el extracto de Hamamelis en la elaboración de muchas fórmulas cosméticas para reducir la inflamación de la piel, promover la cicatrización de las heridas, aliviar la irritación provocada por el eccema, la dermatitis del pañal o las venas varicosas. Además, cuando se combina con otros fotoprotectores naturales, potencia sus efectos protegiendo a la piel contra el daño solar y el fotoenvejecimiento.

Los principios activos del agua de Hamamelis

El Hamamelis contiene aceites volátiles, resinas y numerosos fitoquímicos entre los que se incluyen algunos taninos como la quercetina, el kaempferol y eugenol.

La principal ventaja cosmética de los taninos es que son poderosos astringentes naturales que ayudan contraer los vasos sanguíneos cuando estos se dilatan (un problema frecuente en la piel muy fina, con cuperosis o rosácea). En estos casos se recomienda utilizar puntualmente el agua de Hamamelis como tónico facial para prevenir la vasodilatación y el enrojecimiento de la piel.

Además, el agua de Hamamelis tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas, siendo también un excelente remedio natural para aliviar la piel con quemaduras solares o con dermatitis persistentes.

Naissance Agua de Hamamelis - 500ml

Naissance Agua de Hamamelis - 500ml

  • Destilado de Hamamelis (extractos de la planta y alcohol)
  • Astringente para la piel
  • Ayuda a desinfectar heridas leves
  • Adecuado para el cuidado de la piel grasa

12,99€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Loción con miel y agua de Hamamelis para la piel con rosácea

El agua de Hamamelis es un hidrolato natural que puede aplicarse directamente sobre la piel con rosácea para mejorar su condición, pero también puedes preparar esta loción casera agregándole un poquito de miel y agua de rosas para potenciar sus virtudes antioxidantes y antisépticas.

Necesitas:

Preparación:

  1. Coloca en un recipiente al baño María el agua de rosas y la cucharada de miel. Calienta un poco la mezcla sin que llegue a hervir.
  2. Retíralo del fuego y una vez que se entibie, añade el agua de Hamamelis y remueve un poco para que se integre.
  3. Guarda la loción en un frasco de vidrio oscuro.

Puedes usar esta loción con agua de Hamamelis una vez al día aplicándola con un algodoncito sobre el cutis bien limpio.

Recuerda sin embargo que el agua de Hamamelis no es un agua termal ya que tiene propiedades astringentes. Esto quiere decir que no podemos abusar de este remedio porque la piel podría resecarse en exceso. ¡Una vez al día es más que suficiente!