Al llegar el verano todas deseamos lucir una piel hermosa y bronceada. Existen muchos productos en el mercado para este fin, pero en ocasiones tienen sustancias químicas que pueden desencadenar reacciones alérgicas. ¿Te gustaría aprender a preparar un bronceador natural que no sólo te ayude a conseguir un bonito color tostado sino que además nutra y cuide tu piel? ¡No te pierdas nuestras recetas de hoy!

Sustancias naturales que favorecen el bronceado

Algunos ingredientes económicos y de procedencia natural pueden ayudarte a conseguir ese tono dorado en la piel que tanto ansías. El té negro, por ejemplo, es rico en minerales como calcio, magnesio, hierro y zinc que potencian el bronceado natural. El aceite de coco también es muy útil para este fin, siempre que lo mezclemos con otros aceites con propiedades fotoprotectoras como el aceite de sésamo. Igualmente eficaz y muy económico es el jugo de zanahoria (rico en betacarotenos precusores de la vitamina A) que aplicado sobre la piel antes de exponerse al sol es un excelente bronceador natural.

A continuación te enseñaremos a preparar algunas recetas muy útiles.

Bronceador natural con té negro y aceite de coco

Necesitas:

Preparación:

Calienta en un recipiente al baño María los aceites y la lanolina. Una vez que se derrita, retira del fuego y espera a que se enfríe. Añade entonces las nueve cucharadas de té negro muy concentrado y remueve poco a poco para que se integre.

Bronceador natural con aceite de coco y manteca de cacao

Necesitas:

Preparación:

En un recipiente al baño María, derrite la manteca de cacao junto a los aceites vegetales de coco y almendras. Retira del fuego y deja que se enfríe. En este momento añade a la mezcla diez gotitas de aceite esencial de eucalipto y remueve bien para que se integre.

Bronceador natural con aceite de sésamo

Necesitas:

Preparación:

Derrite la lanolina anhidra, cera de abeja y la manteca de cacao al baño María. Cuando la mezcla esté transparente, agrega el aceite de sésamo y continúa calentando a fuego lento.

En otro recipiente calienta el agua destilada. Cuando ambas mezclas estén a la misma temperatura, junta la fase acuosa y la fase oleosa.

Con la batidora a media potencia, mezcla bien hasta conseguir una emulsión homogénea. Una vez que se enfríe, envasa la preparación en un tarro de vidrio previamente frotado con alcohol.

Bronceador natural con aceite de sésamo, aceite de germen de trigo y aceite esencial de semillas de zanahoria

Necesitas:

Preparación:

Mezcla todos los aceites en un frasco de vidrio opaco y añade el extracto de ratania. Agita siempre antes de usar y aplícalo sobre tus brazos o piernas para conseguir un bonito color tostado.

Advertencias:

  • Estos bronceadores naturales son ideales para cualquier zona del cuerpo, pero no para el rostro ya que algunos ingredientes como la manteca de cacao pueden obstruir los poros en exceso.
  • Su finalidad es la de potenciar el bronceado natural de la piel, pero ofrecen una protección solar media-baja. Si vas a exponerte al sol en un día caluroso o pasar una mañana en la playa, debes colocarte siempre después una crema con filtro solar.
  • Te recomendamos hacer siempre una prueba previa en un área pequeña de la piel ya que algunos aceites esenciales como el aceite de eucalipto o el aceite esencial de semillas de zanahoria, podrían provocar reacciones en personas con la piel atópica o muy sensible.

¡Disfruta de estas recetas!