Belleza y Salud

¿Pelo estropeado y sin vida? Recupera su aspecto gracias a la nanoqueratina

Hace ahora un par de días escribimos un artículo sobre la posibilidad de lucir una melena perfectamente lisa para aquellas mujeres que tienen un pelo especialmente rebelde y encrespado gracias al alisado japonés. Hoy venimos a hablaros de otra técnica novedosa en el campo de la peluquería, esta vez para cabellos que pese a no tener problemas de encrespamiento presentan un aspecto estropeado y sin brillo. Se trata de la nanoqueratización. Y ahora dirás ¿pero qué es eso? Vamos a explicártelo.

La nanoqueratización es un proceso basado en la producción de nanomoléculas, que tienen un alto poder de penetración en las fisuras de los cabellos dañados. Para que ésto sea posible, las nanomoléculas corresponden a una milésima parte de millón de una molécula original.

Nuestro cabello está constituido por un 90% de queratina, una proteína que le da al pelo su brillo, elasticidad y resistencia. Mediante este proceso de regeneración capilar, las nanomoléculas producidas penetran en el cabello quebradizo a través de sus fisuras, formando depósitos de partículas que recubren las partes dañadas. al tiempo que se evapora el agua residual y solvente (ver vídeo).

Las moléculas se sellan rellenando la fisura y evitando que el cabello pierda humedad. El sistema de regeneración capilar basado en la nanoqueratización suele componerse de tres fases de reestructuración de la fibra capilar y otra de fijación del color y texturización para los cabellos teñidos y estropeados. Todo el procedimiento se realiza empleando una máquina nanoaspersora, y dura entre 30 y 50 minutos dependiendo de la longitud y del largo del cabello.

La aplicación directa sobre el pelo se realiza a través de un cepillo que dispersa a intervalos una especie de neblina que contiene las moléculas de nanoqueratina que reestructuran el cabello deteriorado. Gracias a este procedimiento se puede evitar cortar el pelo para sanearlo (una de las pocas soluciones que se conocían hasta ahora). El producto se extiende mechón a mechón hasta cepillar toda la melena que se va volviendo cada vez más suave y sedosa.

La nanoqueratización es un tratamiento indicado para los cabellos dañados por agentes químicos como los tintes o el uso continuado de la plancha y el secador como por la acción de agentes naturales como el sol, la sal o el cloro. Se trata de un tratamiento sin ningún tipo de contraindicaciones ni restricciones, siendo aconsejable para mujeres de todas las edades si bien las mujeres embarazadas o personas con extrema sensibilidad, deberían llevar una máscara quirúrgica puesta durante el procedimiento. La nanoqueratización es un procedimiento efectivo sobre las extensiones de cabello natural, pero no sobre las de cabello sintético. Antes de llevar a cabo el tratamiento es aconsejable lavar el cabello con algún champú que no deje residuos para que las fisuras queden expuestas a las nanomoléculas y puedan ser reparadas. Por el mismo motivo, tampoco debe aplicarse ningún tipo de laca, gel y fijador. Si nos hemos teñido el pelo o nos hemos hecho una permanente, deberemos esperar al menos 3 días antes de someternos al tratamiento de nanoqueratización.

Paso a paso

Resumiendo:

1) Se lava el pelo con un champú de limpieza profunda para eliminar cualquier posible residuo.

2) Se seca el pelo con el secador pero no hasta que quede completamente seco.

3) Mechón a mechón, se pasa la máquina por el cabello seco para que la queratina que pasa por el filtro nanoaspersorio pueda penetrar mejor en la estructura interna del cabello a través de sus poros. Millones de partículas diminutas de queratina se depositarán en las zonas dañadas de la fibra capilar.

4) A continuación, se seca el cabello con una plancha de cerámica a una temperatura de unos 120º para evaporar los residuos de agua. Se debe peinar siempre en la misma dirección para sellar las cutículas y extender de forma homogénea el tratamiento.

5) Se aplica el segundo vapor para fijar la nanoqueratina en la fibra capilar. Se utiliza de nuevo el cepillo aplicador, esta vez deteniéndose en cada mecha de tres a cinco minutos (dependiendo de su extensión).

Los resultados

La nanoqueratización tiene una eficacia del 80% en la primera aplicación, del 90% en la segunda y del 100% al finalizar el tratamiento. Hay que tener en cuenta que a pesar de que este procedimiento restaura la fibra capilar de forma permanente, la nueva queratina insertada se termina dañando de igual forma que la natural con el calor del secador, la plancha o los tintes por lo que es recomendable repetir el procedimiento cada tres o cuatro meses.

Inmediatamente después de la primera aplicación, los resultados serán muy visibles. Tu cabello lucirá suave y brillante como el de una niña, fácil de cuidar y mucho más resistente. Y tú por supuesto te sentirás mucho más guapa y atractiva!!!

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies