Belleza y Salud

Todo lo que debes saber sobre las uñas postizas.

Si tus uñas naturales son frágiles y quebradizas, tal vez hayas pensado en la posibilidad de colocarte uñas postizas, pero habrás escuchado también muchas opiniones opuestas sobre el tema como que deterioran la cutícula de tu uña natural o que pueden ocasionar infecciones. Hay que tener en cuenta que hoy en día podemos encontrar en los centros de estética una gran variedad de materiales y técnicas de colocación menos agresivas. De todos modos, las uñas postizas requieren una serie de cuidados especiales para mantener su aspecto, tanto higiénicos como estéticos.

En nuestro artículo de hoy te hablaremos sobre los cuidados básicos que se deben dispensar a las uñas postizas, las características de los nuevos materiales empleados en su fabricación y los pros y contras de llevarlas para que así seas tú quien decida teniendo toda la información a tu alcance.

1) Ventajas e inconvenientes de llevar uñas postizas.

Si quieres lucir unas manos mucho más estilizadas y femeninas las uñas postizas pueden ser una buena alternativa ya que:

* No se astillan ni se rompen y, si esto sucede, pueden repararse con facilidad.

* Se mantienen siempre del mismo tamaño.

* Te permiten cambiar de color, forma y estilo en menos tiempo.

* Evitan que te muerdas tus uñas naturales.

Sin embargo, también debes de tener en cuenta una serie de inconvenientes:

* El mantenimiento es caro pues se necesitan productos especiales para quitarlas y remover los restos.

* Debes extremar las medidas de higiene ya que una limpieza deficiente provocaría la aparición de hongos o infecciones de difícil tratamiento.

* Su uso continuado podría dañar la cutícula ya que los adhesivos empleados para su fijación resecan en exceso la delicada estructura de la uña.

* Los químicos utilizados para pegarlas pueden provocar reacción alérgica.

2) La nueva generación de uñas postizas.

Frente a los antiguos modelos de uñas postizas prefabricadas y de materiales artificiales como el plástico, actualmente existe una gran variedad de productos para conseguir un acabado más natural. Los materiales empleados en las uñas postizas de última generación son mucho más cómodos, no se despegan al lavarse las manos, ni se astillan… algunos de ellos permiten incluso limarse las uñas o cambiar el color del esmalte con facilidad.

Puedes elegir entre estas posibilidades:

* Uñas de gel: son uñas de plástico prefabricadas que utilizan como soporte varias capas de gel. Luego se ponen bajo una lámpara de luz negra para que sequen y, finalmente, se liman y se pulen. Al ser prefabricadas tienen como inconveniente que trabajan con medidas estándar por lo que puede que no se ajusten al cien por cien a la anatomía de tu mano y a la curvatura de tu uña natural y por lo tanto, no se adhieran correctamente.

* Uñas de lino o seda: se forman con varias capas de tela superpuestas sobre una uña de plástico como soporte. Luego se liman hasta obtener la forma deseada.

* Uñas de acrílico o porcelana: a diferencia de las anteriores, no utilizan una uña prefabricada como soporte, sino que se elaboran artesanalmente con un molde para crear una uña lo más similar posible a la natural y de ese modo conseguir que se ajusten en la medida exacta. Luego se liman y se pulen. Esta es la alternativa que ofrece un acabado más natural y duradero, claro está que es también la más cara y no está exenta de necesitar retoques en un centro de estética profesional.

3) Mantenimiento y cuidados.

Las uñas sintéticas necesitan de una serie de cuidados básicos para mantener su buen estado y evitar infecciones. La mayoría de ellos parten por la higiene y cuidar tus hábitos: no debes morderlas ni usarlas como herramientas… ¡piensa que debes tratarlas como a tus uñas naturales!

Las uñas de seda y gel duran aproximadamente dos meses y puedes renovarlas y limpiarlas tú misma en casa con los productos indicados (acetona pura) tal como se ve en el video. Si una uña postiza se despega, antes de colocarla de nuevo debes limpiarla con alcohol para impedir que se depositen bacterias en los residuos de pegamento.

Cuando pasen aproximadamente dos meses y sea el momento de renovar todas tus uñas postizas, retira todos los restos de adhesivo que hayan quedado en tu uña natural con acetona y aplica vaselina o un poquito de aceite de oliva para hidratar la cutícula y evitar que se reseque en exceso. A la hora de colocarlas de nuevo, tampoco empujes nunca la cutícula hacia atrás ya que esta fina capa de piel protege el nacimiento de la uña.

Elige siempre productos hipoalergénicos pero si notases cualquier tipo de irritación, alergia o lesión sobre tu uña natural, retira la sintética lo antes posible. Por supuesto, tampoco utilices uñas postizas de aplicación casera si tienes heridas en tus dedos o padrastros.

Las uñas de porcelana, solo puede retocarlas un especialista en tu centro de belleza y tiene una vida de aproximadamente seis meses pero a medida que crezca tu uña natural necesitará también de cierto tipo de retoques.

Para un look original de manicura sin recurrir a las uñas postizas, leer nuestro artículo sobre el “nail art” o arte de decorar las uñas.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies