Remedios naturales

Ingredientes naturales para exfoliar tu piel.

La exfoliación es uno de los cuidados imprescindibles para tener una piel bonita y cuidada. Retirar el exceso de células muertas de la superficie cutánea favorece la oxigenación y la absorción de los principios activos de los cosméticos y cremas que vayas a utilizar posteriormente. Además, durante el proceso de exfoliación, se activa la microcirculación a nivel capilar haciendo que los nutrientes lleguen mejor a los tejidos de la epidermis y favoreciendo así la regeneración celular.

Los dermatólogos recomiendan realizar una exfoliación semanal si tu piel es grasa o mixta y una vez cada quince días en el caso de tener la piel sensible. También es recomendable humedecer la piel antes de exfoliarla para evitar dañar los capilares.

Dicho ésto, te mencionaremos a continuación algunas recetas caseras con ingredientes cien por cien naturales para exfoliar tu piel y dejarla libre de impurezas. Es una alternativa barata y ecológica frente a los productos de cosmética convencionales, pero recuerda que, después de someter tu cutis a este procedimiento un tanto agresivo, debes tonificar para cerrar los poros y aplicarte una crema hidratante con efecto calmante.

* Exfoliante de limón y azúcar: dos ingredientes muy económicos y presentes en casi cualquier cocina. Simplemente mezcla en un recipiente dos cucharadas de azúcar y el zumo de medio limón. Después de lavar tu cara, aplica esta mezcla por todo tu rostro haciendo movimientos circulares. Deja que actúe durante 5 minutos para que el poder astringente del limón absorba el exceso de grasa en tu piel y, a continuación, aclara con abundante agua tibia.

* Exfoliante de granola: mezcla en un recipiente media taza de granola con un poco de agua caliente. Remueve bien hasta formar una pasta densa que aplicarás sobre el rostro ligeramente humedecido realizando movimientos circulares. Luego, retírala con agua tibia.

* Exfoliante de escaramujo: mezcla una cucharada de escaramujos secos con media taza de agua hirviendo. Deja que repose 15 minutos y, una vez frío, aplica esta mascarilla sobre tus patas de gallo y líneas de expresión dejando que actúe unos tres minutos. Después, retíralo con una telita húmeda.

* Exfoliante de azúcar moreno: si te has quedado sin exfoliante, puedes preparar una exfoliante casera de emergencia agregando un poco de azúcar moreno a tu leche limpiadora habitual. Realiza un suave masaje con movimientos circulares mientras te la aplicas y luego lava tu cara con abundante agua tibia.

* Exfoliante de café: el café es un ingrediente natural ideal para exfoliar la piel ya que elimina las células muertas sin irritar y, además, gracias a su alto contenido en cafeína, estimula la circulación previmiendo los signos de envejecimiento y combatiendo problemas estéticos como la piel de naranja.

Puedes recoger el café molido todavía caliente y aplicarlo sobre tu rostro humedecido con suaves movimientos circulares. Si lo deseas también puedes agregar dos cucharadas de café a tu hidratante habitual y usarlo a modo de exfoliante. Insiste en las zonas más conflictivas en las que suelen aparecer puntos negros como las aletas de la nariz o el mentón. Una vez terminado el proceso deberás aclarar con abundante fría, tonificar tu cutis y aplicarte algún tipo de loción humectante.

Si lo deseas es aprovecharte de las virtudes del café molido para combatir la celulitis, también puedes usarlo como tratamiento corporal mezclando en un recipiente dos cucharaditas de aceite de almendras, 1/4 taza de granos de café usado, 1/4 taza de azúcar, una cucharadita de extracto de vainilla y cinco gotitas de extracto de menta. Emulsiona bien todos los ingredientes y guarda la mezcla en un frasco de cristal. Puedes conservarla en el refrigerador un máximo de dos semanas. Después de la ducha y con el cuerpo todavía mojado, aplícate esta exfoliante natural en movimientos circulares y ascendentes, insistiendo en aquellas partes del cuerpo donde se deposita más la celulitis como los muslos, las nalgas o el abdomen… pero evita la zona de los senos y el escote ya que la piel de esta área es especialmente fina y delicada. Una vez terminado el proceso, aclara muy bien tu cuerpo ya que el café mancha mucho y podrías ensuciar tu ropa. Al terminar, aplícate una hidratante corporal o un poco de aceite para bebés.

Si quieres conocer más recetas naturales para exfoliar tu piel, te recomendamos leer nuestro artículo “Las mejores mascarillas caseras con efecto exfoliante”.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies