En forma

Adelgaza y tonifica muslos y pantorrillas

Al igual que muchas chicas tienen problemas para adelgazar la grasa del abdomen, las caderas y otras partes del cuerpo, a otras el mayor volumen corporal se les asienta en las piernas, los muslos y las pantorrillas.

No siempre se debe al sobrepeso. Cuando el problema está localizado en esta parte generalmente se debe al sedentarismo, a retención de líquidos o más infrecuentemente, a factores hereditarios.

Los siguientes tips que te proponemos te servirán para afinar tus muslos y pantorrillas y conseguir unas piernas más esbeltas.

1) Haz ejercicio:
muchas veces el tener unas piernas demasiado gruesas se debe a una falta de tono y masa muscular ya que el músculo es el encargado de metabolizar las grasas y de mantener el porcentaje del tejido adiposo. Para conseguirlo es importante realizar una actividad física regular. Ejercicios aeróbicos como la natación, la bicicleta o el baile te ayudarán a fortalecer y a estilizar tus piernas. Caminar al menos 30 minutos diarios a buen ritmo es un ejercicio muy recomendable y al alcance de cualquiera. De todos modos, si lo que quieres es ganar en tono muscular, además del ejercicio aeróbico es necesario realizar ejercicios de intensidad tales como las sentadillas, lunge o zancadas.

2) Cuida tu dieta: la alimentación es un factor fundamental ya que pese a la influencia de las causas genéticas, la mayoría de las veces la acumulación de tejido adiposo en la zona de los muslos se debe a una mala nutrición. Probablemente ya sepas la importancia de reducir el consumo de grasas y azúcares y la importancia de consumir alimentos como vegetales, frutas frescas, carnes magras y alimentos ricos en fibra. Sin embargo, si sigues una dieta hipocalórica desde hace tiempo puede que disminuyas los niveles hormonales y la capacidad de metabolizar triglicéridos por lo que aquello que comas se convertirá inmediatamente en grasa.

En ocasiones si notamos las pantorrillas hinchadas sobre todo al final del día o tras permanecer mucho rato sentadas, es posible que no se trate de grasas acumuladas sino de un problema de retención de líquidos. Por ello, te recomendamos reducir la ingesta de sal en tus comidas y beber al menos dos litros de agua diariamente. Puedes ayudarte de complementos diuréticos como la cola de caballo, el diente de león o raíz de bardana.

3) Cremas reductoras y reafirmantes: ayudan a eliminar la piel de naranja en zonas localizadas. Deben aplicarse diariamente sobre la piel perfectamente limpia y exfoliada para favorecer la absorción a través de los poros. A la hora de extenderlas hazlo siempre en movimientos ascendentes para reactivar la circulación.

4) Masajes y otros tratamientos estéticos: los masajes y el cepillado en seco son de gran utilidad si el grosor de tus piernas se debe a la celulitis, ya que al reactivar el flujo sanguíneo ayudan a remover las células del tejido adiposo. En este caso también pueden ser de ayuda las radiofrecuencias, la mesoterapia o el drenaje linfático. Para conocer algo más sobre estos tratamientos leer este artículo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies