Remedios naturales

Jabones ecológicos. Un mundo de suavidad en tu piel.

Una de las formas más sencillas y naturales de hidratar tu piel diariamente comienza en la ducha. No solamente se hace necesario extender una buena crema hidratante después de lavarnos, sino que tu jabón o gel de ducha habitual debe ser específico para el PH de tu piel y tener nutrientes y humectantes que la suavicen, combatiendo así la pérdida de elasticidad y firmeza.

Muchos de los jabones que podemos encontrar actualmente en el mercado, satisfacen estas necesidades de hidratación, pero están formulados a base de químicos y de sosa caústica, producto al cual son alérgicas algunas personas y que puede provocar irritaciones o sequedad en la piel. En nuestro artículo de hoy te informaremos sobre qué tipo de jabones ecológicos existen en el mercado, cuál es el más indicado para tu tipo de piel y te enseñaremos también a preparar tus propios jabones caseros sin sosa, solamente a base de hierbas medicinales.

1) ¿Por qué elegir jabones naturales para cuidar mi piel?

Porque los jabones artesanales son de mejor calidad que los industriales y te aportan otros beneficios; por ejemplo:

* Son más suaves y al ser 100% naturales y carecer de componentes químicos, no producen reacciones alérgicas.

* Las materias primas naturales usadas en su elaboración como hierbas o aceites vegetales, no son aisladas sino que se incorporan de forma íntegra aumentando su capacidad de nutrir la piel.

* No son agresivos, respetan el PH natural de tu piel (el manto ácido que constituye su defensa natural contra las agresiones externas) y están especialmente indicados en casos de sensibilidad, psoriasis o dermatitis atópica.

* No contienen grasas de origen animal, que pueden taponar los poros y que además no son aceptadas por algunas personas por motivos éticos.

2) ¿Qué ingredientes naturales tienen los jabones artesanales?

No hay una fórmula específica aunque todos comparten ciertos aspectos en su forma de elaboración. Los jabones ecológicos suelen estar hechos a base de jabonera en lugar de sosa o potasa. La jabonera es una planta de la familia de los claveles muy utilizada en fitoterapia y que crece desde la primavera hasta finales del verano, destacando por sus hermosas flores en color rosa pálido. La jabonera se ha utilizado desde la Antigüedad para lavar por su alto contenido en saponinas, un tipo de glucósidos que tienen la propiedad de producir espuma en contacto con el agua y que están presentes en menor medida en otras plantas como el ginseng, la alfalfa, la yuca o la sábila.

Además pueden llevar otro tipo de hierbas y de aceites esenciales como el aceite de rosa de mosqueta, el aloe vera, el aceite de oliva, la caléndula, el aceite de almendras dulces, lavanda, uva, lodos marinos, extracto de fucus, aceite esencial de ciprés, aceite esencial de limón, hiedra, germen de trigo, rosa o laurel… la

elección de sus componentes depende en definitiva de las necesidades específicas de tu piel aunque todos ellos cumplen la función de humectarla y limpiarla. En el siguiente apartado te contaremos cuáles son los jabones artesanales más comunes del mercado y cómo elegir el más indicado según tu tipo de piel.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies