Belleza y Salud

Consejos para probarte y elegir un sujetador.

Elegir un sujetador parece tarea fácil, sin embargo casi todas nos hemos comprado alguna vez uno que, al final, ha quedado arrinconado en un cajón porque no nos quedaba bien o incluso nos molestaba.

Equivocándonos de talla o de modelo de sujetador, no solamente estaremos descontentas con nuestra adquisición, sino que si persistimos en usarlo podría ocasionarnos problemas de salud como dolor de cervicales o, incluso, falta de circulación (si es que nos queda demasiado ajustado).

En nuestro artículo “Tips para elegir el sujetador que mejor te sienta” os dimos algunas indicaciones para tomar la medida de vuestro contorno y copa y, de esta forma, averiguar vuestra talla real; de modo que hoy no os hablaremos de tallas, solamente nos limitaremos a daros una serie de consejos prácticos de probador para que cuando te pongas la prenda, te asegures de haber elegido un modelo cómodo y acorde con tu figura.

La forma adecuada de probarnos un sujetador antes de comprarlo:

* Introduce tus brazos por los tirantes y colócalos sobre tus hombros.

* Coloca la parte central del sujetador de modo que las copas se ajusten a tus senos.

* Inclínate un poco hacia delante para que los pechos se reposicionen bien dentro de las copas mientras te lo abrochas.

* Abrocha el primer corchete a la medida de tu espalda. No debe quedarte demasiado suelto pero tampoco sentir que te aprieta. Si te queda demasiado ajustado,

prueba en el siguiente corchete. Si has llegado al último corchete y sigue apretando, elige otro modelo… un sostén demasiado ajustado puede causar problemas de circulación. Si te gusta mucho ése en concreto, en el caso de comprarlo tendrás que hacerle algunos arreglos de corsetería. Existen alargadores de espalda que aumentan el contorno.

* Ha llegado el momento de mirarse al espejo. Fíjate en que la parte posterior en la espalda quede al mismo nivel que la parte delantera. El seno debe llenar toda la copa, sin salirse pero quedar espacios entre la piel y la tela… si la tela se arruga, posiblemente necesites una copa más pequeña. Los aros sirven de soporte a la base de los senos, no deben subirse ni molestar en los laterales. En cuanto a los tirantes, tienen que caer recto sin comprimir el hombro.

* Por último, prueba el sujetador con tu blusa o camiseta. Aunque nos guste cómo nos queda, el resultado con ropa puede variar mucho.

Esperamos que te hayan sido útiles estos consejos. Recuerda que la mejor forma de saber si un sujetador nos queda bien es aprender a probarlo correctamente, pues aunque las dependientas puedan aconsejarnos, es posible que no lleven mucho tiempo trabajando en ese puesto y tengan la misma experiencia que tú. Un sujetador que te quede bien, te hará lucir mucho más esbelta y tu ropa te quedará de maravilla!! Sin duda habrás hecho una buena compra.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies