Llongueras

A todas nos gustaría tener un estilista del cabello en casa que nos ayudara a sacar el máximo partido de nuestra melena. Para conseguirlo fácilmente, te revelamos los trucos más eficaces y los secretos mejor guardados del conocido peluquero y que él mismo ha recogido ampliamente en el libro de reciente aparición «El método Llongueras para Dummies» (Planeta).

¿Largo o corto?

Corto

Cómodo y práctico, no siempre resulta favorecedor. «Sólo queda bien en las caras ovaladas de formas regulares – asegura Lluís Llongueras –. Es un corte llamativo que resalta la expresión de la cara. Si tus facciones son duras, puede resultar demasiado masculino».

Media melena

Es el corte más demandado, ya que no resulta tan extremado como las medidas cortas, acepta infinidad de variaciones y resulta muy favorecedor si se ha escogido correctamente.

Largo

Tiene una gran aceptación entre mujeres que quieren dar una imagen vital y femenina pero,  si se lleva natural (liso y con la raya en medio) sólo favorece a los rostros perfectos. «Es mejor darle un mínimo de estilo – aconseja – recortando unos pocos cabellos de los lados o cortando un largo mechón ladeado que atraviese la frente».

El peinado que te favorece según la forma de tu rostro

A la hora de elegir el peinado más favorecedor, es importante saber exactamente la forma del rostro. Para ello, Llongueras aconseja colocarse frente a un espejo, llevar el pelo hacia atrás y analizar la forma de nuestro óvalo facial.




Ovalado

Es la forma más agradecida.»La cara ovalada puede peinarse como se desee. Resiste todos los estilos, incluso el peinado hacia atrás»,  asegura el peluquero.

Largo y estrecho

La solución consiste en reducir la longitud del rostro mediante los siguientes trucos:

  • Apostar por un flequillo ladeado para acortar el largo del rostro.
  • Dejar destapadas parte de las orejas para romper la línea recta de los lados de la cara.
  • Dar mayor volumen en los lados para conseguir una cabeza más redondeada.

Redondo o cuadrado

En este caso, se trata de estilizar el contorno de esta manera:

  • Optar por un flequillo desfilado.
  • Procurar que parte del pelo cubra las mejillas.
  • Elegir medidas cortas. «Sólo recomiendo la melena larga cuando la distancia entre cabeza y hombros es máxima», asegura Llongueras.

Con forma de corazón

Con la frente ancha y la zona de la barbilla estrecha, la clave está en equilibrar los volúmenes.

  • Cubre la frente con un flequillo espeso.
  • Opta por una melena rebajada en la zona media e inferior del rostro.

El corte que te favorece según tu silueta

A la hora de elegir, el peluquero también aconseja tener en cuenta características como la altura, la forma del cuerpo, etc.

  • Alta: puedes optar por cualquier medida, aunque, con el cabello corto, te verás más esbelta.
  • Bajita: evita el pelo largo, ya que acorta la silueta. Te favorecen las medidas cortas y los recogidos con volumen en la parte superior de la cabeza.
  • Mucho o poco pecho: si quieres disimular un tamaño excesivo puedes optar por una melena larga que tape parcialmente tus senos. Si quieres que tu pecho parezca más voluminoso, lleva el pelo corto o bien opta por hacerte un recogido.

¿Liso, ondulado o rizado?

A la hora de optar por una u otra técnica, debes tener en cuenta la forma natural de tu cabello.

  • Liso: si te gusta el estilo «liso plancha», puedes optar por melenas de una sola pieza, sin capear. Si prefieres que tenga movimiento en las puntas, pide a tu peluquero que te las desfile ligeramente.
  • Grueso: te favorecen las melenas desfiladas para quitar peso al cabello. Son cabellos que, al tener una capa gruesa de queratina, admiten toda clase de procesos (permanentes, tintes, etc.).
  • Espeso: si tienes mucho pelo,  Llongueras recomienda la clásica técnica del vaciado: «Puede hacerse en el momento de dar estilo a un peinado o, simplemente,  con las tijeras vaciar, trabajando los interiores y eliminando una buena cantidad de pelo».
  • Rizo encrespado: según el peluquero, son cabellos que «deben lucirse en su propia forma».  Necesitan, eso sí, baños reparadores o mascarillas que los ablanden para trabajarlos mejor.

Los mejores trucos

El famoso peluquero nos aconseja la técnica de peluquería más adecuada según el efecto que desees:

  • Resaltar tus rizos: consíguelo cortando algunos mechones en diferentes longitudes.
  • Verte más guapa sin cambiar de look: basta con escalar ligeramente tu pelo en el flequillo y los laterales y darle un acabado «despeinado» con el secador.
  • Actualizar un flequillo: Llongueras aconseja desfilarlo y secarlo de forma ladeada.
  • Definir un pelo que no es ni liso ni rizado: tienes dos opciones. Un moldeado le dará más carácter y un alisado mayor suavidad y brillo.

A todo color

Cambiar el tono del cabello nos da la oportunidad de transformar nuestra melena y hacerla más favorecedora.



 

Mechas más naturales

Para dar más luminosidad al cabello sin transformarlo en exceso, Lluís Llongueras aconseja recurrir a las mechas. Antes de optar por una u otra técnica,  hay que tener en cuenta el color de base: «cuanto más claro sea, más satisfactorio será el resultado», asegura el peluquero.  En el caso de bases muy oscuras, «necesitarán una decoloración para conseguir un tono más claro». A la hora de elegir el tono de las mechas,  Llongueras aconseja: «aclarar entre tres y cuatro tonos, aunque, si se decolora el cabello previamente, se puede aclarar mucho más». El método Llongueras ha creado la técnica del «patch», que consiste en sumergir el borde de un peine en un producto colorante y aplicarlo sobre el cabello ya peinado, sin tocar la raíz.

Teñirse en casa

Si tan sólo quieres darle un tono único a tu pelo, los tintes caseros son una buena solución. «La gran calidad de estos productos hace que su uso no castigue en absoluto el cabello, sino todo lo contrario, le dan suavidad y brillo», afirma el peluquero. Para conseguir un buen resultado, a la hora de abrir las rayas para aplicar el color en las raíces, empieza por una patilla, sigue hacia el centro y acaba en la otra patilla.

En casa como en la peluquería

secar el cabello en casa

Dedicar un poco de tiempo al cabello nos permitirá recuperar nuestra mejor imagen. Para conseguirlo, tan sólo hay que aplicar estos sencillos trucos:

Secado rápido

La técnica utilizada dependerá del resultado que desees. Si quieres mantener la forma natural, basta con dirigir el secador en todas las direcciones, moviendo la cabeza y revolviendo el pelo con los dedos.  Si quieres modificarla, el peluquero aconseja «realizar un presecado con la toalla realizando movimientos circulares durante medio minuto». Seguidamente, sécate con el secador y dale la forma que desees, ¡ahorrarás tiempo!

Alisar un pelo rizado

Llongueras sugiere dos técnicas distintas:

  • Con la plancha: seca el pelo con rapidez, inclinando la cabeza para que el aire entre en el interior de la melena. Cuando esté seco, retoca con la plancha los mechones más visibles: capas altas, frente y laterales de la cara.
  • Con el secador: elimina el exceso de humedad con la toalla. Coge los mechones superiores con un cepillo redondo, mantenlos tirantes y pasa el secador con aire caliente.

Lograr más volumen

El peluquero propone varias formas para conseguirlo:

  • Con tenacillas o planchas estrechas, coge la raíz de los mechones de las capas superiores y cúrvalos hacia fuera.
  • Inclina la cabeza hacia delante y seca el pelo con el difusor dando toques con los dedos.
  • Enrolla la raíz del cabello con rulos de diferentes tamaños (a mayor tamaño, más suave será el ondulado). Lo mejor es colocarlos en direcciones distintas hacia donde quieras que se dirija el cabello. Para aumentar la fijación, rocía con un poco de laca la raíz. Es más fácil colocarlos sobre el pelo casi seco y secarlos con el secador que hacerlo sobre el pelo mojado.

Lavado del cabello con resultado profesional

Lluís Llongueras recuerda que mantener el pelo limpio no es sólo una cuestión de estética: «La falta de higiene puede traducirse en una posible caída del cabello» – asegura -. No es necesario, sin embargo,  lavártelo a diario«basta con hacerlo cada dos o tres días para eliminar impurezas, polvo, escamaciones de la piel o sebo segregado».

lavar correctamente el cabello según Llongueras

Más agua y menos champú

Según el famoso peluquero, no por usar más champú el pelo quedará más limpio, sino todo lo contrario: «un exceso de espuma acaba creando una masa que cuesta enjuagar». En cuanto al número de enjabonadas, dependerá de lo sucio que esté el pelo: «Si usas un champú neutro y el pelo no está demasiado sucio – explica – , con un sólo lavado a fondo basta, pero si utilizas un champú de tratamiento, tendrás que darte una segunda aplicación y dejar la espuma de 5 a 10 minutos antes de enjuagarte».

Es importante, además, que el pelo esté bien empapado antes de aplicar el champú. En el caso de que la espuma quede demasiado espesa, es posible añadir un poco más de agua para que pueda repartirse más fácilmente por la cabeza.