Belleza y Salud

Maquillaje oriental: un toque de misterio y originalidad.

Armonía, calidez, miradas llenas de misterio… los maquillajes exóticos para las noches de verano, marcan tendencia y entre ellos, especialmente, los de inspiración oriental.

No pretendemos con este post explicar cómo imitar los rasgos y las facciones orientales usando maquillaje, ya que sería prácticamente imposible. Simplemente nos limitaremos a explicar algunas técnicas tradicionales usadas por la cosmética oriental desde tiempos muy remotos y que pueden servir para resaltar la belleza de todo tipo de mujeres ya que destacan por su fantasía y originalidad.

Se trata por otra parte de un look que requiere de bastante paciencia y habilidad con los pinceles ya que los tipos de cosméticos utilizados y el modo de proceder no es el habitual.

En primer lugar, deberemos aplicar una base de maquillaje uno o dos tonos más claros que nuestro color natural. Utiliza una esponjita para llegar a todos los lugares de tu rostro y cuello para que el resultado sea uniforme.

A continuación, nos centraremos en la mirada. Tal vez sea la parte más importante a la hora de conseguir este look. Las mujeres orientales suelen tener los ojos de color oscuro y los párpados más gruesos que los de las mujeres occidentales, por lo que en vez de aplicar eyeliner o lápiz de ojos, usaban khol negro, un polvo de origen vegetal que sigue usándose de forma tradicional pero que actualmente ha sido desplazado por otros productos de la cosmética moderna.

Perfilaremos en primer lugar las cejas, que deben estar perfectamente depiladas, y utilizaremos para ello una brochita pequeña ya que el lápiz ofrece un acabado muy marcado. Para conseguir unos ojos de forma almendrada, trabajaremos mucho la parte externa del ojo con sombras de color púrpura o burdeos. Para facilitar el difuminado, es recomendable que hayamos humectado previamente el párpado con un bálsamo protector y hayamos aplicado el corrector de ojeras. Si quieres un efecto más natural, utiliza tus dedos para difuminar mejor las sombras. Un pequeño truco muy favorecedor consiste en marcar con un lápiz de ojos de color café el pliegue natural del párpado y difuminarlo después, tal como se ve en el video.

Los pómulos y las mejillas deben captar la luz pero ir en colores discretos para no quitar protagonismo a otras partes del rostro. Utiliza un tono rosa y difumínalo muy bien con una brocha de maquillaje.

Para finalizar, perfila tus labios en un tono café o ladrillo, difuminando un poco el contorno con tus dedos. A continuación, aplica el labial, preferiblemente de textura cremosa, utilizando un pincelito plano. Los colores naranja y rojo coral son los más adecuados. En el centro del labio puedes poner un toque más claro para conseguir una boca más jugosa y sensual.

A continuación, te dejamos con un video donde puedes aprender a conseguir un look oriental muy sencillo y favorecedor.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies