Feng Shui

El feng shui es una antigua terapia china que busca la armonía de nuestra energía vital con los espacios en los que vivimos, trabajamos o desarollamos actividades de ocio.



Antiguamente el feng shui se dedicaba al estudio de la Naturaleza (su traducción literal del chino es «viento y agua») y cómo los cambios que se producían en ella afectaban a la energía vital o chi.

A partir de la época imperial, el conocimiento del feng shui pasó a ser exclusivo de las clases privilegiadas y de la nobleza que lo aplicó en la construcción de sus palacios y mausoleos.

A día de hoy muchas personas aplican las terapias del feng shui a su vida cotidiana ya que aseguran que les ayuda a encontrar la armonía interior y a ser más positivas. Con todo, hasta la fecha esta disciplina está considerada como una pseudociencia ya que carece de base científica.

La filosofía del feng shui

Quienes practican la terapia del feng shui opinan que en nuestra salud y bienestar no sólo influyen nuestros pensamientos y acciones, sino también el espacio que nos rodea. Así, por ejemplo, a veces proyectamos sobre un lugar u objeto ciertas vivencias personales y le transmitimos nuestra energía, les damos un «significado personal». Comprender esta relación con los espacios puede mejorar nuestro estado de ánimo, aliviar la carga de estrés o incluso ayudarnos a dormir mejor.

Entender el feng shui

Según el feng shui, la distribución y orientación de los espacios en los que interactuamos a diario (como nuestra casa o la oficina), tienen un influjo directo sobre la energía vital. Dos elementos son esenciales dentro de esta terapia: el yin y el yang.

Los lugares de energía yin son espacios que no están asociados a la vida cotidiana y con los que tenemos una interacción puntual (museos, tiendas, salas de ocio). Por el contrario, los lugares con una energía yang son aquellos en los que pasamos gran parte de nuestra vida: nuestra casa, lugar de trabajo, etc.

El feng shui también tiene en cuenta otros factores como la iluminación, los materiales en los que están fabricados los muebles, la presencia de plantas o animales en el entorno o incluso los colores predominantes de cada estancia.

La importancia del número KUA

El número KUA pertenece a la Escuela de la Brújula dentro del feng shui y se obtiene mediante una fórmula matemática que tiene en cuenta la fecha de nacimiento y el sexo del individuo. Nos permite saber muchas cosas, entre ellas las direcciones favorables y orientaciones más beneficiosas.

En este sitio web podéis consultar vuestro número KUA.

Aplicar el feng shui

Para aplicar el feng shui debemos tener en cuenta no sólo las direcciones favorables y desfavorables sino también los colores y materiales asociados a nuestro elemento.

colores en el feng shui

  • Agua: azul y negro. utilizar espejos y cristales que reflejen la luz.
  • Tierra: amarillo y marrón. Utilizar materiales como el ladrillo o la cerámica.
  • Fuego: rojo. Utilizar colores vibrantes en decoración y tejidos.
  • Metal: oro y plata. Utilizar decoraciones minerales.
  • Madera: verde. Utilizar muebles y plantas de este color.

Por supuesto existen muchas más recomendaciones para aplicar el feng shui en nuestro hogar o lugar de trabajo, mejorando así nuestra productividad, sintiéndonos más vitales y en sintonía con quienes nos rodean. Si quieres aprender mucho más sobre este universo, te recomendamos leer La Biblia del feng shui de Simon Brown donde el autor nos explica trucos muy útiles: desde cómo redecorar nuestra casa siguiendo los principios del feng shui a analizar los planos de la vivienda para resolver problemas de la vida real.

La Biblia del Feng Shui - Simon Brown

La Biblia del Feng Shui - Simon Brown

16,10€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

¡No te lo pierdas!