Uno de los problemas estéticos más difíciles de combatir es la llamada “piel de naranja“. Si tienes predisposición genética a padecerla, debes cuidarte un poco más y prestarle algo de atención a tu celulitis para evitar que se agrave. Beber al menos dos litros de agua, moderar la ingesta de sal, alcohol y grasas saturadas o tomar tisanas depurativas, son algunos de los sanos consejos que puedes seguir para mantenerla a raya.


La ducha diaria puede convertirse en el momento ideal para dispensarle a tu piel algunos cuidados preventivos. Recordemos que la celulitis es una acumulación de tejido adiposo a nivel subcutáneo. Si movilizamos los depósitos grasos con frecuencia, podemos conseguir que se deshagan poco a poco y sean drenados a través del torrente linfático.

Si tu celulitis es incipiente, puedes conseguir que su aspecto mejore usando diariamente estos jabones masajeadores de preparación casera. Están elaborados a base de sustancias naturales: plantas y semillas con propiedades exfoliantes y antioxidantes que favorecen la microcirculación celular si se aplican sobre las zonas afectadas por la piel de naranja.

Jabón exfoliante con semillas de sésamo

Necesitas:

Preparación:

  1. Derrite los 200 gramos de base de glicerina en el microondas (aproximadamente dos minutos) y mézclala con el colorante vegetal del color elegido y las tres cucharadas de semillas de sésamo.
  2. Remueve bien e incorpora las 3 gotitas de aceite esencial de ciprés.
  3. Coloca la cuerda de algodón dentro del molde y vierte la mezcla con cuidado.
  4. Ahora debes esperar 4 ó 5 horas a que se solidifique y desmoldar.
  5. ¡Tu jabón anticelulítico con semillas de sésamo está listo! Es conveniente aguardar hasta un mes para que se cure bien antes de usarlo.

Jabón reductor de algas marinas

Las algas son ricas en yodo, minerales, vitaminas A, B5 y E y, además, tienen valiosas propiedades antioxidantes.

Necesitas:

Preparación:

  1. Derrite la base de glicerina para hacer jabones en el microondas o al baño María.
  2. Incorpora en primer lugar las algas en polvo, luego las algas trituradas y las algas hidrosolubles. No dejes de remover con una espátula de madera durante todo el procedimiento.
  3. Finalmente, agrega las 20 gotitas de esencia marina y vierte el contenido de la mezcla en el molde.
  4. Al igual que en el caso anterior, debemos esperar 5 horas a que se enfríe antes de poderlo desmoldar.
  5. Conservar en un lugar limpio y seco durante un mes antes de usarlo.