crema limpiadora de arcilla verde

Las mascarillas de arcilla verde están especialmente indicadas para la limpieza facial del cutis graso ya que absorben los excesos de sebo e impurezas que obstruyen los poros, evitando así la aparición de espinillas y puntos negros.

Para preparar una mascarilla de arcilla verde, basta con mezclar el polvo de arcilla con un poco de agua destilada o mineral hasta obtener una pasta de textura homogénea que podremos aplicar sobre el rostro y retirar con agua tibia a los 15 ó 20 minutos.

Sin embargo uno de los inconvenientes de este tipo de elaboración es que no podemos conservar la mezcla una vez preparada. Por esta razón algunas marcas de cosmética han lanzado al mercado sus líneas de productos a base arcillas naturales, con propiedades purificantes y sebo-reguladoras. Es el caso, por ejemplo, de la línea de Arcillas Puras de L’Oreal Paris Dermo Expertise. Su mascarilla purificante limpia el rostro en profundidad, matifica y reduce la presencia de brillos e imperfecciones.

L'Oreal Paris Dermo Expertise Mascarilla Purificante

L'Oreal Paris Dermo Expertise Mascarilla Purificante

  • Mascarilla que combina las propiedades de 3 arcillas puras y el eucalipto para purificar tu piel
  • Una mascarilla con textura cremosa que purifica atrapando las impurezas y absorviendo el exceso de sebo
  • Para pieles con brillos e imperfecciones
  • Aplicar 2-3 veces por semana, dejándola actuar entre 5-10 min
  • Mascarilla de 50 ml, limpia tu rostro de forma intensa y profunda

6,99€
Comprar en Amazon
Precio a la hora de escribir este artículo (Precio incl. tasas, condiciones de envio en Amazon)

Pero como sabemos que te encanta experimentar nuevas fórmulas y elaborar tus propios cosméticos, hoy te proponemos crear tu propia crema facial limpiadora con arcilla verde. En realidad se trata de una mascarilla de textura cremosa y es por este motivo que empleamos la palabra “crema” para describir el producto.

Es más fácil de aplicar que las mascarillas de arcilla verde convencionales y puede conservarse durante meses en un lugar seco y alejado de cualquier fuente de calor. De esta forma evitarás la incomodidad de tener que preparar semanalmente tu mascarilla y aprovecharás mejor el producto.

Para hacerla necesitas:

Preparación:

  1. Hierve el hidrolato de lavanda y deja que se entibie hasta que alcance los 45 Cº
  2. Luego incorpora el Sucrose cocoate y remueve hasta que se haya diluido.
  3. Añade la arcilla verde y bate la mezcla con unas varillas eléctricas hasta obtener una pasta homogénea y sin grumos.
  4. Una vez que esté fría, agrega el extracto de malva, el aceite esencial de palmarosa y el conservante Rokonsal.
  5. Finalmente, añade las doce gotitas de ácido láctico para regular el Ph de tu mascarilla que debe quedar entre 5 y 5.5 (puedes usar unos papeles medidores para comprobarlo).

Aplica esta mascarilla semanalmente sobre el rostro ya limpio, evitando el contorno de los ojos y la boca. Cuando notes que está seca, retírala con agua tibia.

El hidrolato de malva y el extracto de malva tienen propiedades calmantes y antiinflamatorias. Esto hace que esta mascarilla de arcilla verde sea adecuada también para la piel sensible ya que es mucho más suave que las mascarillas de arcilla convencionales.