Belleza y Salud

Cómo cuidar las cicatrices de una mamoplastia de aumento.

cicatrices_mamoplastiaSi estás pensando en someterte a una operación de aumento de senos, una de las preguntas que tal vez tengas en mente es cómo se verán las cicatrices resultantes de la intervención. No debes preocuparte en exceso ya que se trata de un procedimiento quirúrgico que no deja marcas muy evidentes. No obstante, en la buena cicatrización de las heridas intervienen tres factores fundamentales:

* El esmero del cirujano a la hora de cerrar los bordes de la incisión.

* Los correctos cuidados postoperatorios por parte del paciente.

* Una adecuada respuesta cicatrizal en la que intervienen factores genéticos, edad, hábitos alimentarios, etc.

El cirujano plástico realizará una incisión de aproximadamente 4 cm. para introducir la prótesis en el cuerpo de la paciente. Tal como os referimos en nuestro artículo “Todo sobre la cirugía de aumento mamario”, existen tres posibles vías de abordaje: areolar, submamaria y axilar. La elección de una u otra dependerá de la técnica usual del cirujano, del tipo de prótesis elegida y de las preferencias de la paciente. La incisión areolar es la más frecuente ya que permite corregir parcialmente la caída de los senos en los casos de ptosis mamaria. Además, al contrario de lo que comúnmente se piensa, las cicatrices alrededor del pezón suelen quedar más ocultas y camufladas a la vista que aquellas que se sitúan en el surco submamario.

Una buena técnica de realización de la sutura ayudará a obtener mejores resultados. Se recomienda coser la piel en varios planos para que la sutura superficial no sufra de tensión excesiva.

Con esto y con todo, hay pacientes que cicatrizan con peor calidad y tienen tendencia a padecer cicatrices hipertróficas o queloides. Los cuidados postoperatorios son imprescindibles para evitar que la cicatriz se infecte o surjan complicaciones inesperadas. Se recomienda el uso de parches de silicona durante las primeras semanas para proteger la cicatriz del contacto con bacterias y microbios del exterior que puedan dañar los tejidos.

Al cabo de un año, el proceso de sanación de la cicatriz habrá culminado. Si los resultados no son satisfactorios, tu cirujano o un dermatólogo capacitado pueden evaluar la posibilidad de seguir algún tratamiento estético para corregirla. Por lo general, las cicatrices mejoran mucho con los tratamientos láser ya que son capaces de estimular la regeneración del colágeno natural de la dermis haciendo que la cicatriz se repare parcialmente.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies