En forma

7 tips para no fracasar con las dietas

Basta con dedicarse una tarde a navegar por Internet para darse cuenta que hay cientos de dietas para bajar de peso. Todas ellas nos prometen resultados duraderos e increíbles, pero es obvio que muchas veces no funcionan.

dietas

Paradójicamente, cuanto más sabemos sobre la obesidad, más personas la padecen. Si las dietas funcionaran, el problema se habría resuelto hace mucho.

Entonces ¿por qué fracasan las dietas?

Para adelgazar de forma sana, sin perder salud y sin que se resienta nuestro bolsillo, el truco es tan sencillo como comer bien y hacer deporte… sin embargo pocas personas se animan a intentarlo. Mucha gente prefiere hacer dietas milagro durante una semana y no moverse del sillón.

Sin embargo, adelgazar es una cuestión de hábitos. ¡Cambia tu estilo de vida y perderás peso!

Te daremos algunos consejos para conseguirlo:

  1. Infórmate bien: muchas personas siguen la primera dieta que encuentran y obviamente, los resultados no son los esperados. Aprende todo lo que puedas sobre nutrición y entiende cómo aquello que comes repercute en tu salud y en tu bienestar físico.
  2. Sé objetiva: algunas mujeres con un peso normal quieren perder varios kilos por razones estéticas y obviamente no lo consiguen porque ya están en un peso óptimo y saludable. Seguir una dieta baja en calorías en estos casos no traerá más que complicaciones para la salud. Acepta tu cuerpo tal y como es. Una cosa es querer tener una buena condición física y otra alcanzar la complexión de otras personas.
  3. Ejercítate: aunque es posible bajar de peso solamente haciendo dieta, para no recuperar los kilos perdidos una vez que la abandonemos, es muy importante hacer algo de actividad física cada día. ¡No vas a estar a dieta toda la vida! Si aúnas cuidados en nutrición con la práctica de algún deporte, conseguirás adelgazar de una vez por todas y no recuperar peso.
  4. Deja de lado las dietas restrictivas: todos las años vemos que sale a la luz alguna dieta restrictiva… unas consisten en dejar a un lado los hidratos de carbono, otras en abandonar el consumo de grasas o proteínas… Las dietas saludables que realmente te ayudan a perder peso no prohíben grupos de alimentos. Una buena fórmula consiste en seguir la regla “verdura, plancha y fruta”. Consiste en hacer dos comidas principales al día con un primer plato verde (ya sea ensalada o verdura cocida), un segundo plato con carne magra a la plancha, pescado o huevos y una fruta fresca como postre. Recuerda también que es muy importante empezar el día con un desayuno completo en el que no falten los cereales integrales, alimentos proteicos como los lácteos descremados y fruta. Para resistir al picoteo, haz dos tentempiés al día, uno a media mañana y otro a media tarde con alimentos saciantes como el yogur, frutas, cereales integrales o frutos secos.
  5. Adapta tu dieta a tu estilo de vida: muchas dietas fracasan por la imposibilidad de adaptarlas al estilo de vida que seguimos. Por ejemplo es difícil seguir una dieta con comidas establecidas si comemos de menú en el trabajo. Tampoco es realista ponernos a practicar deportes de alta intensidad si no estamos en buena condición física o si nuestra edad no lo permite. Todo es cuestión de organizar nuestras prioridades para hacer un hueco a la comida sana y al ejercicio dentro de nuestras limitaciones. Si lo piensas bien, casi todo el mundo puede optar por las opciones más sanas en la mesa y dedicar unos minutos a la actividad física ¡pon a prueba tu fuerza de voluntad!
  6. Trabaja la musculatura: no se trata sólo de perder peso sino también de conservar la masa muscular. No olvides que el músculo significa un elevado costo metabólico y te ayudará a quemar más calorías manteniendo alto tu metabolismo. Por otra parte, una buena condición física a nivel muscular hará que te fatigues menos cada vez que entrenes, mejorando así también la eficiencia del ejercicio cardiovascular.
  7. Ponte objetivos semanales: muchas personas que comienzan un programa de entrenamiento lo abandonan a mediano plazo por falta de motivación. Si no quieres que este sea tu caso, plantéate un objetivo a cumplir cada semana y ponte de forma lenta pero progresiva, metas cada vez más ambiciosas. No comiences de forma impulsiva corriendo varios días a la semana o practicando cualquier otro deporte hasta la extenuación. Si haces esto sólo conseguirás sobrecargar tus músculos y provocarte unas agujetas que te mantendrán varios días en reposo.

¡Y hasta aquí han llegado nuestros consejos fitness! Cuéntanos qué te han parecido y si tú también has conseguido vencer el sobrepeso cambiando tu estilo de vida y tu alimentación.

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.